Historia
El huerto no es mudo ni solitario.
El granado, que desde siempre lo decora tiene bellas flores bermellones de carducciana memoria.
Está allí, noble y generoso proveedor de generosidad a la casa.

Colaboran con él en esta antigua función el níspero y el laurel, como en la más bella tradición del pensamiento meridiano.
La casa no está apartada como casi todas las otras del pueblo que no es.

No está aislada, sino bien metida en el corazón de la urbanización Le Porpore que, como otras (Li Cuomi, Li Candidi, Li Summonti) toma el nombre de la casona por el que históricamente se la ha reconocido.
No una casa cualquiera, sino una gran granja perfectamente organizada.

Al principio del siglo pasado alojaba un molino y una panadería, un telar y un torno, un estanco y las habitaciones de una familia patriarcal a la antigua usanza: marido, mujer y catorce hijos, mitad varones y mitad hembras.
Alfonso Cavaliere, el patriarca, dirige la numerosa patrulla con pericia y rigor.

Rosa Gentile, la mujer, la cuida con celo y con amor.
Otros tiempos. Otros modelos de existencia, ¡pero que fascinante, pequeño mundo antiguo!

Después los años pasan, los polluelos crecen y poco a poco se organizan. Comienza la diáspora. Francesco, el primogénito se dedica a los estudios universitarios.
Gaetano se toma en serio la administración pública y se convierte en Alcalde de Furore. Egidio se enrola en la policía fiscal y se convierte en Mariscal de las Fiamme Gialle. Antonio vuelve a los orígenes maternos en Sessa Aurunca. Salvatore y Andrea escogen quedarse en el pueblo natal. Las hermanas, una tras otra se van esposando dejando vacía progresivamente la gran casa paterna. Una de ellas, Serafina se queda hasta al final, junto a los padres primero y después junto al Mariscal jubilado: doncella atenta y testimonio orgulloso de los valores familiares.

Esta bella historia sigue viva todavía en la Casa del Melograno. A contarósla en clave de bienvenida y de moderna hospitalidad estamos nosotros: Umberto y Virginia.
Unas vacaciones aquí son para quien ama desvelar lo imperceptible de los lugares y para quien sabe ver más allá de la realidad aparente, para quien desea huir del síndrome de Trude, que todo lo homologa, todo lo iguala.
Una vacaciones para grandes viajeros, capaces de descubrir en el mundo que visitan el continente que se esconde en ellos mismos.

Alcalde - Raffaele Ferraioli


hotel costiera amalfitana, albergo amalfi, bed and breakfast sorrento,albergo capri, dormire in amalfi, gita in barca per capri, casa vacanza costa d' amalfi


En la casa del Melograno, en cada ventana está el sol, en cada ventana está el mar.

La Casa del Melograno
Via Le Porpore, 5 - FURORE - 84010
(SA) Costa d'Amalfi

P.I. 04365640657
Tel. / Fax: +39 089 8131311 - Pvt: +39 3397828343
info@lacasadelmelograno.it